SEDACIÓN EN ODONTOLOGÍA

La sedación en odontología es aconsejable cuando el dentista necesita no estar pendiente del paciente durante el tratamiento dental.

En el caso de un paciente adulto con diversas patologías, o siquiera antecedentes patológicos, a quien conviene no estresar, se consigue bienestar para el paciente y concentración del odontólogo.

 

Un niño con muchas caries dentales y que sea especialmente «movido», en una sesión se puede hacer todo el tratamiento estando el paciente tranquilo y perfectamente controlado por el anestesista y el dentista concentrado en su tarea.

 

También está justificado en casos de personas que, por diversas ocupaciones, les es más práctico concentrar las tareas en sesiones largas y de alto rendimiento para evitar venir a la Clínica muchas citas.

 

En todos los casos el servicio es realizado por un médico especialista en anestesiología y reanimación que exclusivamente vela por el paciente.

 

Si deseas más información, contacta con Anna Gaset y te explicará en detalle el procedimiento y los honorarios del anestesista.